TELEVISIÓN EDUCATIVA Y PRODUCCIÓN AUDIOVISUAL

Documentos sobre los medios

Televisión, Currículum y Familia

Copia comprimida del documento en Word (161 kb)

Introducción

La televisión es el medio de comunicación más frecuentado por la población española. El 80% de la población encuentra en este medio la principal fuente de información y una de las principales fuentes de entretenimiento y ocio.

Las investigaciones que han abordado el estudio de este medio, se realizaron o bien a partir de los paradigmas dominantes de un modelo en un contexto dado, o bien a partir de estudios que buscaban otras respuestas alternativas a los paradigmas anteriores .

La primera investigación sobre este medio de comunicación, centrada en la teoría de los efectos, va a influir durante más de 10 años en los modelos de análisis sobre el estudio de la televisión.

Podemos decir que el trabajo fundacional en este campo tiene su origen hace 40 años. El Departamento de Investigación de Audiencias de la BBC sugirió a la Fundación Nuffield el patrocinio de una investigación sobre el impacto de la televisión en los niños y los adolescentes. Durante cuatro años, entre 1.954 y 1.958, H. T Himmelwit, A.N. Oppenheim y P. Vance se abocaron a estudiar los efectos de la televisión en la audiencia infantil y juvenil en una época en la que todavía una proporción considerable de hogares ingleses no tenían televisión, lo cual permitía realizar eficaces comparaciones entre los hábitos de quienes eran espectadores y no espectadores de la televisión.

A partir de entonces, se realizaron muchos estudios en el contexto internacional con el fin de analizar los efectos positivos y negativos de este medio de comunicación. Los trabajos de Schramm (1.960) realizados a lo largo de tres anos en diez colectividades de los Estados Unidos acerca de los usos que hacen los niños de la televisión, los de Halloran (1.970) sobre su impacto social, los de Bagaley y Duck (1.976) centrados en el análisis del mensaje televisivo y los de Mander (1.977) que combina el análisis de los efectos cotidianos de la televisión con el análisis acerca de la influencia que puede ocasionar sobre los espectadores, la manipulación de las imágenes y el control sobre las conciencias, constituyen algunos de los más conocidos trabajos, herederos, de alguna manera de la investigación iniciada por Himmelweit y colaboradores .

Los trabajos de Fiske (1978), Masterman (1980 y 1985), Lull (1988 y 1990) en el contexto anglosajón, y los trabajos desarrollados por Kaplún (1.988 ), Martín Barbero (1.985), Guillermo Orozco (1990 y 1991) en el contexto latinoamericano, van a ser decisivos para cambiar de perspectiva y de orientación en el estudio de la televisión.

A partir de entonces las investigaciones dejan de estar centradas en los efectos o en sus contenidos para ocuparse de las audiencias y de la recepción, no desde una perspectiva cuantitativa como se había hecho hasta ese momento, sino tomando a los espectadores en situaciones y contextos específicos de recepción como pueden serlo el contexto familiar o la escuela.

 

Antecedentes españoles

En España se han desarrollado, sobre todo, trabajos centrados bien en el análisis de contenidos, en los efectos, o centrados en la medición cuantitativa de audiencias con propósitos de marketing.

Se destacan, por su originalidad o puntos de vista que luego serán de referencia para otros trabajos, las investigaciones desarrolladas por Alonso, Matilla y Freire (1978) que estudiaba la vinculación entre televisión e infancia a partir de una encuesta realizada a 1.000 niños en las provincias de La Coruña, Murcia y Soria y que puede considerarse un trabajo pionero en el análisis de los contenidos de la televisión y las audiencias infantiles, el estudio de Aparici, García Matilla y Fernández (1985) que analizaba la vinculación televisión y la iniciación al mundo del consumo, los trabajos de Ferrés I Prats (1994) que estudia el fenómeno televisivo como práctica social cultural y el estudio de Javier Calleja (1994) que analiza a las audiencias desde una perspectiva etnográfica.

Asimismo merecen destacarse desde una perspectiva teórica los trabajos realizados por Cebrián Herreros, Moragas, González Requena y Vilches entre otros, que han aportado una dimensión de análisis semiológico. sociocultural o psicoanalítico al estudio del fenómeno televisivo.

Acerca de esta investigación

Todos estos trabajos han estado presentes de alguna manera al diseñar esta investigación. Esto significa que este estudio deja de estar centrado en la tradición de los efectos o de los contenidos, deja de basarse en estudios cuantitativos y no se limita a analizar el comportamiento de las audiencias. Este trabajo pretende integrar estas diferentes perspectivas con el fin de realizar una investigación aplicada al contexto de la educación, de la familia y de la sociedad.

El análisis de la televisión, como el de cualquier otro medio de comunicación, no debe limitarse al análisis de los contenidos, ni al tipo de representaciones que utiliza en sus mensajes, ni mucho menos limitarlo al estudio de los efectos que el medio ejerce sobre un grupo dado. Todos ellos son aspectos parciales de un fenómeno y una matriz mucho más compleja. Es imprescindible desarrollar metodologías que ofrezcan una perspectiva diferente a la dominante centrada en el marketing, o en los efectos, o en el uso y gratificaciones (ver cuadro en la página siguiente).

Características de la investigación

Esta investigación pretende abordar de manera complementaria diferentes enfoques para estudiar el fenómeno televisivo.

En este estudio partimos de las siguientes premisas:

-Considerar la televisión como un medio que construye la realidad y ofrece un sistema de valores determinados a partir de los códigos mediáticos y empresariales con los que se maneja.

-Las audiencias juegan un papel activo en el acto de percibir mensajes y se comportan de diferentes maneras.

-Los estudios cuantitativos de audiencia, que se utilizan por lo general como una parte de la estrategia de marketing, pueden ser útiles, desde una perspectiva educativa, para conocer de manera global las tendencias de ciertos sectores de la población con el fin de ofrecer propuestas reflexivas, críticas o pedagógicamente liberadoras

-Los receptores tienen sus normas y valores que pueden entrar en contradicción o no con los valores dominantes que sustenta el medio televisivo.

-El sistema educativo ofrece una serie de contenidos actitudinales (valores y normas) que pueden entrar en conflicto o no con los que ofrece el medio televisivo.

Justificación Metodológica

Uno de los aspectos centrales para estudiar la televisión es considerar todos los elementos que entran en juego en la comunicación. Sería erróneo establecer variables dependientes e independientes en un estudio de esta naturaleza sin repetir algunos de los paradigmas que se utilizaron en investigaciones centradas en la teoría de los efectos o de los usos y gratificaciones.

Por consiguiente, hemos recurrido a utilizar diferentes enfoques para el estudio de cada una de las variables de este estudio . Cada una de estas variables tienen sentido en si misma y, a su vez, pueden establecerse algunas vinculaciones con las restantes, pero en ningún caso se establece una relación de causa-efecto entre ellas.

El estudio de cada elemento ofrece una abundante información que permite el estudio de la televisión desde diferentes perspectivas y todas ellas son necesarias para aproximarse de manera holística al estudio de la televisión. Por consiguiente, pueden ofrecerse diferentes perspectivas de análisis con este estudio.

Se han utilizado para ello técnicas de carácter cuantitativo y cualitativo que se describen en el apartado sobe Metodología (pág. 1 y siguientes)

Objetivos de la Investigación

-Analizar el comportamiento de la audiencia con especial referencia a los niños y jóvenes.

-Estudiar los valores dominantes y los estereotipos que reproducen las televisiones públicas y privadas.

-Conocer la estructura de la parrilla de programación de las diferentes cadenas de televisión teniendo en cuenta variables como el género de la audiencia, la edad, ocupación etc.

-Aplicar el marco que ofrece la reforma educativa con el fin de desarrollar procedimientos para el estudio y análisis de la televisión.

-Conocer la actitud y los valores que sustentan la familia y el profesorado con respecto a la televisión.

-Definir criterios para el diseño de alternativas que permitan la recepción critica de la televisión en la escuela y la familia.

Aspectos que aborda la investigación

Esta investigación se compone de cinco capítulos donde se abordan los siguientes aspectos:

a. Análisis cuantitativo y cualitativo de la programación de la televisión (capítulo I y ll).

b. Análisis de la audiencia infantil en los programas de televisión (capítulo 1).

c. La recepción en la familia y en la escuela (capítulo III).

d. La reforma educativa y el estudio y análisis de la televisión (capítulo IV).

e. Diseño de alternativas para la recepción critica (capítulo V) .

Características de esta investigación

Hemos podido detectar una serie de elementos en común en casi toda la bibliografía analizada. El primero de ellos ha sido reconocer que los aspectos vinculados al tema de las representaciones es considerado como un tema central en el estudio de la televisión. Por ello, consideramos que en nuestro trabajo, donde se vinculan tres ejes: televisión, curriculum y familia, las formas y modos de representación debían constituirse en uno de los núcleos centrales. Frente a los estudios convencionales de análisis de contenidos, se establece aquí un estudio de las formas de representar y los valores explícitos e implícitos que tienen las imágenes mostradas a la audiencia.

Como señalan la Association for Media Literacy de Canadá (1992), Martín Barbero, Masterman, Tyner, Quin (1993), la comunicación a través de la televisión y otros medios de difusión es siempre comunicación mediada. Y Tyner(1993) precisa que los medios no son fragmentos de vida o espejos de la sociedad Son documentos cuidadosamente elaborados sin dejar nada al azar que intentan imitar la realidad. Y, aunque no son reales, pueden modelar nuestras actitudes, conductas e ideas sobre el mundo. La misma autora señala que si no hemos tenido una experiencia de primera mano con personas, lugares o cosas y sin embargo tenemos la sensación de que sabemos algo acerca de todo ello basándonos en informaciones de los medios, entonces es que los medios nos han construido una forma de realidad.

En esa misma línea se manifiesta Quin (1993) cuando señala que el estudio de la representación es un concepto importante porque proporciona preguntas claves sobre qué puede decirnos una imagen acerca del mundo; preguntas sobre puntos de vista distintos, de quién elige las representaciones y qué opinión ofrecen éstas . El análisis de las representaciones y la construcción y reforzamiento de estereotipos son prioritarios para entender la realidad que construyen los medios y para estudiar el nexo entre imagen e ideología. En palabras de Quin: Cuando examinamos estereotipos de categorías sociales como las mujeres, los jóvenes, los ancianos o grupos minoritarios en los medios, estamos analizando costumbres culturales que tienen ramificaciones políticas y sociales significantes (...)

Asimismo, también Masterman (1993) considera que el análisis de las representaciones, estereotipos y valores dominantes debe considerarse como un aspecto prioritario para el estudio de la televisión con el fin de detectar las estrategias de marketing explícitas e implícitas en cada espacio. Dice: El crecimiento y la expansión de los medios de comunicación ha producido una situación en la que ya no puede seguir viéndose la publicidad como algo que sucede entre los programas de televisión. Por contra, la totalidad de los medios se ha abierto ahora, no sólo a la publicidad, sino a toda una serie de técnicas de marketing como la colocación de productos, las relaciones públicas, el patrocinio, la publicidad de películas y discos, los anuncios, el manejo de noticias y la creación de desinformación.

Todas estas perspectiva están contempladas en el Capitulo ll: Análisis cualitativo de la programación televisiva. Representaciones y valores.

El segundo aspecto que se considera central en el estudio de la televisión es el tema de las audiencias y la recepción.

En nuestro trabajo consideramos prioritario abordar el análisis de la audiencia desde dos perspectivas: la cuantitativa y la cualitativa.

El análisis cuantitativo permite conocer ciertos comportamientos de la audiencia así como el grado de preferencia de los espectadores. Esta técnica, suele ser utilizada por las empresas de los medios para conocer el número de espectadores que tiene un programa. En nuestra investigación el estudio cuantitativo permite conocer donde están las audiencias juveniles a lo largo de la programación y cuáles son sus características y comportamientos más significativos. Esta técnica de medición es utilizada por los estrategas del marketing para introducir diferentes tipos de mensajes, por lo general publicitarios, dentro de un espacio o en cada uno de los cortes que se realiza en un programa.

Masterman (1993) señala que la función primaria de los medios comerciales es la segmentación y parcelamiento de audiencias para venderlas a los anunciantes. En el "Capítulo 1: Análisis cuantitativo de la audiencia' se ofrece un estudio desde esta perspectiva. En los estudios de audiencia convencional, este enfoque es el utilizado para desarrollar estrategias específicas a cada una de las cadenas de televisión así como a las empresas anunciantes. Desde el punto de vista educativo, permite conocer en qué canal están los más jóvenes telespectadores u otro sector de la población a lo largo de una jornada televisiva. Permite conocer las migraciones de un canal a otro lo que, unido a los datos sobre los programas que más ven, nos permite conocer las representaciones y valores dominantes a las que está expuesto un sector determinado de la población.

Mientras este enfoque de análisis está centrado en el comportamiento mecanicista de los espectadores con el fin de estudiar sus reacciones y efectos ante determinado mensaje (publicitario, político o social), los estudios de recepción se preocupan por analizar las audiencias a partir de los significados que construyen alrededor de un programa en particular o de la televisión en general.

Frente a la concepción de que las audiencias están pasivas ante la televisión, se ha. desarrollado en el contexto anglosajón y latinoamericano una teoría sobre la recepción activa de la audiencia. Desde este punto de vista, los espectadores nunca están pasivos ante la televisión. En cada momento de la emisión y en su calidad de receptores negocian significados con el emisor, en esta negociación puede haber coincidencias o no entre los mensajes del emisor y la negociación de sentido que ofrece el receptor. Los receptores desde esta perspectiva de estudio son sujetos activos y que en el contexto familiar o social homogeneizan los significados.

Para Barry Duncan, presidente de la Association for Media Literacy de Canadá, una de las áreas más importantes de investigación de los medios de comunicación en la década de los 90 se centra en la audiencia: cómo entendemos los medios de comunicación y cómo la industria de los medios nos construye como audiencia.

En el Capítulo lll: La recepción de la televisión se estudia cómo los medios construyen como audiencia a la familia, objeto de estudio de esta investigación. Asimismo. a través de técnicas cualitativas como son los grupos de discusión se puede conocer cuáles son las percepciones que tiene el grupo familiar frente a la televisión, cuáles son los elementos dominantes en el contexto familiar así como con qué intensidad y de qué manera está presente en sus vidas cotidianas.

Los tres primeros capítulos, se centran en aspectos específicos del medio televisivo y de la recepción. Pero, ¿cuál es papel del sistema educativo en la formación de los valores y cuáles son los valores que explícitamente sustenta? ¿Cuáles son las coincidencias y las divergencias con los valores que sustenta la televisión?

Así como la televisión ofrece contenidos actitudinales que pueden entrar en franca contradicción con lo que propone el currículo y que ofrece una representación de entornos cercanos y lejanos, el sistema educativo propone una aproximación a los medios de comunicación para su estudio y análisis.

En el Capítulo IV: Televisión. Valores y currículo se establece la necesidad de educar conjuntamente en, de ,desde, sobre, para y con la televisión superando la contradicción entre enseñar acerca de la televisión y enseñar a través de la televisión.

Así como en las investigaciones sobre televisión pueden observarse diferentes concepciones a la que aludimos más arriba, con el estudio de los medios educativos ocurre otro tanto. Desde enfoques que estudian los medios como una estrategia para vacunarse contra ellos hasta aquellos que utilizan paradigmas complacientes como extensiones de las empresas mediáticas. Todas estas perspectivas están presentes con mayor o menor fuerza en los centros escolares y, a veces, coinciden en un mismo centro.

La escuela y la familia pueden alcanzar ciertos acuerdos sobre el medio televisivo. ¿Qué alternativas desarrollar en ambos contextos? En el último capítulo se ofrecen alternativas y propuestas para abordar este medio. Pero estas actividades conjuntas que pueden desarrollarse en el futuro son más importantes de lo que pudieran parecer. No se trata sólo de instrumentalizar una metodología de estudio de un medio, de ofrecer procedimientos al contexto familiar para proponerles sólo algunas líneas de trabajo. Se trata de algo mucho más importante y que está estrechamente vinculado con los valores democráticos que defiende y sustenta la escuela pública. Esta alianza para la educación en los medios de comunicación, no es ni mas ni menos que formar para la ciudadanía, formar para la autonomía y para el pensamiento crítico.

Observaciones

La complejidad de las variables que se utilizaban, la cantidad de información procedente de los diferentes grupos de recepción y la complejidad técnica para contrastar los datos cuantitativos de audiencia con su comportamiento ante determinados programas, así como para contrastar la percepción de los valores con la visualización de ellos a través de los diferentes programas, hubieran requerido de más tiempo y mayores recursos de los que hemos dispuesto.

Sumario

INTRODUCCIÓN

METODOLOGÍA:

1. Análisis de las representaciones y valores transmitidos en la programación

2. Análisis de la recepción de la televisión

3. Videorating. Descripción del sistema

Capítulo l: ANÁLISIS CUANTITATIVO DE LA AUDIENCIA

Capítulo ll: ANÁLISIS CUALITATIVO DE LA PROGRAMACION TELEVISIVA. REPRESENTACIONES

1. Programas concurso

2. Comedias de situación

3. Dibujos animados

4. Cine

5. Series infantiles

6. Programas documentales

7. Informativos

8. Programas divulgativos y educativos

9. Anuncios publicitarios

10. Programas contenedores, deportivos, "reality shows" y magazine

Capítulo lll: LA RECEPCIÓN DE LA TELEVISIÓN

Capítulo IV: TELEVISIÓN VALORES Y CURRICULO

Capítulo V: "RECREAR" LA TELEVISION. ALTERNATlVAS Y PROPUESTAS

ANEXOS:

I.Ficha Inicial de vaciado de programas

II.

* Fichas de valores más frecuentes en los medios y la Reforma Educativa

* Fichas de análisis de distintos tipos de programas

III. Transcripción de las entrevistas con los grupos de discusión.

IV. Fichas de estudio de audiencia.

 

Ministerio de Educación
Instituto de Tecnologías Educativas
Información general : webmaster@ite.educacion.es
C/ Torrelaguna 58. 28027 Madrid - Tlf.: 913 778 300, Fax: 913 680 709. NIPO: 651-06-132-8
Pº del Prado 28-6ª planta. 28014 Madrid - Tlf.: 915 065 600, Fax: 915 065 703